Seun Kuti llenará de ritmos afrobeat el Cartagena Jazz Festival

Viernes 4 Noviembre 2022  |  Visto: 315 veces
 

Seun es el hijo menor de Fela Kuti, el gran patriarca del afrobeat. Desde los nueve años lleva tocando con Egypt 80, la banda que acompañó a su padre, una extraordinaria orquesta que marca el ritmo con precisión quirúrgica y con elevado voltaje. Así lo demostrará este sábado 5 de noviembre en el Cartagena Jazz Festival. El concierto será en el Nuevo Teatro Circo, a las 20:00 horas. Entradas a 20 €.  Antes, a las 12:30 horas, en la plaza del Icue, el festival vuelve a la calle, con la Steam Brass Band. 

SEUN KUTI & EGYPT 80

Seun Kuti es el hijo menor del pionero de afrobeat Fela Kuti. Ha pasado la mayor parte de su vida preservando y extendiendo el legado político y musical de su padre como líder de la antigua banda de su padre, Egypt 80. Seun nació a principios de 1983. Desde sus inicios mostró interés en la música de su padre, y a los nueve comenzó a abrir los espectáculos de Fela, cantando algunas canciones con Egypt 80 antes de que su padre subiera al escenario.

Como saxofonista y percusionista ingresó a las filas de la banda antes de los 12 años. Fela falleció en 1997 y Seun, en cumplimiento de los deseos de su padre, asumió el cargo de líder de Egypt 80; lo ha dirigido desde entonces.

Desde que tenía 18 años, se dedicó a la música a tiempo completo. Sus shows siempre han sido una mezcla de las melodías de su padre y las suyas propias. Profundiza en tradiciones africanas para reflejar las luchas y culturas del continente. A partir de entonces, han sido numerosos los discos que ha lanzado con la agrupación, con los que, al igual que su padre, sigue denunciando las injusticias en África a ritmo de afrobeat, alquimia musical del jazz, funk y música africana.



STEAM BRASS BAND

Saxos, helicón, trompetas, trombón y batería son las armas de los ocho músicos que integran la Steam Brass Band. Son una formación que se autodefine como “divertida” y “gamberra”, de estilo Steam Punk. Su espectáculo hace viajar en el tiempo al público, saltando, cantando y bailando. Así, el ingeniero de la Steam Brass Band ha adaptado con sus máquinas de vapor las canciones más modernas y conocidas, llevándolas al terreno de sus instrumentos y aportándoles un toque retrofuturista inspirado en las bandas de la época victoriana.